Sobre el artista

Jesús Moreno es un artista interdisciplinario cuya obra está fundamentada en el trabajo del taller y la reflexión intelectual. Este artista trabaja con ensamblajes en resinas poliméricas y materiales orgánicos. En su propuesta artística la madera y los plásticos dialogan con el papel y el metal.
El trabajo de taller es protagónico en su escultura y su idea de lo bidimensional, y a ello se unen técnicas como las artes gráficas y la cerámica, puesto que el vehículo expresivo de Moreno es la materia. Su trabajo creativo se extiende a la poesía y a la narrativa; mientras que en el aspecto reflexivo – teórico, se maneja dentro de unas líneas de investigación contextualizadas en el campo del arte sonoro y en la educación en artes, que parten de la vocación académica y docente venida de su experiencia pedagógica. A la idea de lo interdisciplinar se integra su experiencia de vida y trabajo en haute cuisine, el mundo de la moda y del retail desing y el visual merchandising.
Formado entre América Latina y Europa; el mar y la montaña se pueden considerar como los símbolos centrales que equilibran las ideas de flujo y estabilidad en su trabajo, que exponen un resumen de su camino vital. Las ideas de tránsito y éxodo han estado modelando para él la pregunta sobre el espacio habitable. Es por tanto que la cuestión de la escucha emerge en cuánto consideración de un lugar íntimo y habitable. Por esto se ha acercado al sonido comprendiéndole como un material plástico y ha estado investigando, escribiendo y trabajando sobre las posibilidades artísticas y educativas de ello. El hogar, el ruido y la escucha han sido temas centrales sobre los cuales ha desarrollado su trabajo durante los últimos siete años.
La integralidad de su práctica deviene de la formación dentro del esquema moderno de la enseñanza en artes, que le ha llevado a investigar técnicas y artesanías venidas del siglo XVII y XVIII así como las metodologías, teorías y procesos de las artes del siglo XXI vinculadas a las artes sonoras; campo al que se aproximó gracias a la música experimental y sobre el cual actualmente trabaja y reflexiona desde la perspectiva de la escucha y la enseñanza. Este particular es un trabajo de investigación que venido del concepto del ruido, le condujo a través del Tai -Chi a las destrezas del Ikebana y al Bonsai, para conducirle al estudio de las prácticas filosóficas Zen.
Su trabajo está representado en colecciones privadas (Antón Apostolatos, Ruth del Prado, Beatriz Corao, Colección de Mail-Art Keyla Holmquist; etc.) así como en colecciones institucionales (Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos) y ha sido reconocido por la Asociación internacional de Críticos de Arte capítulo Venezuela y otras instituciones del ámbito artístico.
Moreno – Granados es un artista de oficio y pensamiento que trabaja dentro de una línea de investigación artística y una actividad creativa que concibe el arte desde la necesidad expresiva humana que conforma la vida como el agua moldea las arenas de una playa.